sábado, diciembre 14, 2019
editor@ruta-35.com
coberturasFotoreportajeLatinoaméricaNoticias

Cruz de Lápiz y Papel: 12 días siguiendo a brigadistas voluntarios en el sur de Chile

Fotografía: Nicolas Aguirre Murray | Agencia Causa | Ruta 35

Nicolás Aguirre Murray | Agencia Causa | Ruta 35

Visitas

Valdivia, Chile, 2019.

Sangre en el piso, arde la calle, huele a pólvora, los días pasan, acostumbran el cuerpo, cada vez es más fácil.

 

¿Lo es?

 

Uno lanza un chiste para relajar al grupo, otra responde con ironía, ríen, en uno o dos segundos ya no importa, deben correr a paso lento y firme para no recibir un disparo, aunque en teoría el aparato estatal debe respetar los códigos de guerra.

Las personas les gritan, les abren paso y apoyan en lo que pueden, los equipos de emergencia formales ya no dan abasto con la situación de la ciudad, esto es una guerra que ha cobrado vidas, ojos y palizas. Algunos palos les llega al grupo, saben quiénes son, el miedo queda atrás, debe estarlo, las lágrimas caen en la noche, es necesario soltar para mañana continuar.

Este es el relato fotográfico que cuenta cómo es la labor de este grupo ciudadano que recorre las calles en medio de la revuelta en busca de heridas y heridos.

 

Daniela,  joven estudiante de 24 años, salió a recorrer las calles para ayudar a personas heridas durante la revuelta social que estalló en Chile hace más de un mes.

  • ¿Qué te motivó a ingresar a la Brigada?

 “Las ganas de ayudar al darme cuenta de la agresividad que vivían las personas. Ser responsable por la decisión que tome de estudiar enfermería y aprovechar de dar un buen uso al conocimiento”, respondió la estudiante.

  • ¿Cómo has vivido la experiencia?

“Es agotador, cansador, vives experiencias fuertes de forma constante bajo mucho estrés, además debes aprender a manejar las emociones. Me encanta, me siento útil para la situación que se está dando, para las personas y es increíble la recepción que ha tenido la gente, que te agradecen con pequeños detalles y con eso es más que suficiente para seguir.”

  • ¿Cómo lo han enfrentado?

 “Me ha costado, porque requiere tiempo, esfuerzo, mente y emoción, además de ser consciente del riesgo al que me enfrento cada día. Ser reconocidos como Brigada por las personas, ha significado ser reconocidos por carabineros y estar en la mira, para ellos solo estamos ayudando al enemigo, es complejo saber que te siguen, que quizás sepan de ti… Y aún así mantenerse motivado, en esto ha cobrado gran importancia el equipo que hemos formado, sin ellos no sería lo mismo.”

El país sudamericano  vive un levantamiento popular desde que las autoridades permitieron una alza al Metro en la ciudad de Santiago. En un primer momento, jóvenes decidieron protestar evadiendo el cobro para utilizar el servicio de transporte, y al paso de los días el descontento social se encendió por otras causas, como la ausencia de educación pública gratuita, los altos cobros de cuotas para las pensiones de jubilaciones, y en general el encarecimiento gradual de la vida que no se corresponde con los incrementos salariales.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera respondió con el uso de la fuerza pública. Incluso declaró que el Estado Chileno estaba en “guerra”.

La violencia se sigue viviendo en la calle en cada rincón de Chile. Y el voluntariado médico atiende al manifestante, transeúnte, estudiante, niño, niña, abuela. A todas y todos, aunque eso les obligue a estar en la primera línea de “fuego”.

“Hay que ganar” dice una, es joven, le tiemblan las manos, ya no bastan los tratamientos, cada día se agudiza la represión, hay mucho trabajo para las y los voluntarios.

 

Pedro, joven de 21 años, brigadista y estudiante.

  • ¿Qué te motivó a ingresar a la Brigada?

 “Poder aportar a la lucha que hay en la calle desde lugares que hicieran falta”.

  • ¿Cómo has vivido la experiencia?

 “Es una gran experiencia, en estas semanas pasado tantas cosas buenas y malas que es casi como si no fuera real el paso del tiempo. Al final la satisfacción de hacer lo correcto es más grande. Sin importar las situaciones estresantes que puedas vivir, siempre vuelvo a la brigada.”

  • ¿Cómo lo han enfrentado?

 “Bueno, por lo menos para mi , creo que una parte muy muy importante para enfrentar todo lo que hemos vivido estar 4 semanas es la confianza entre nosotros (Brigada), al final pasamos todo el día juntos y cuando estas en la calle debes confiar completamente en tus compañeros y compañeras, ellos son los que te cuidaran y que estarán contigo pase lo que pase. Otra parte muy importante ha sido la fuerza de la gente, cada día ver al pueblo más organizado y más cociente te da fuerzas para seguir. Ellos te cuidan y confían en ti, cada vez nos reconocen más y saben quienes somos.

Eso me hace pensar que no les puedo fallar, qué debo estar ahí en las noches, que si a alguien le llega una lacri o un perdigón, debo estar ahí para ayudarlos. La gente nos agradece mucho cuando pasamos cerca de las barricadas, pero yo les agradezco mucho ellos por no dejar nunca de luchar, ellos son los héroes y heroínas de esta historia”.

Sus armas se basan en un equipo básico para respirar y ver, quienes no todos poseen, leche de magnesio, pequeñas botellas estériles, bicarbonato, pañuelos donados por la comunidad y mucha, pero mucha habilidad emocional y autocontrol, es fácil perderlo con pocos insumos y las manos llenas de sangre. Les he visto quebrarse y tomar el control en segundos, inclusive en la completa oscuridad, con el aire irrespirable, luego de que les lanzarán gas pimienta o entre fuego cruzado.

 

Nicolas, 19 años, estudiante.

  • ¿Qué te motivó a ingresar a la Brigada?

 “Tenía la necesidad de apoyar las manifestaciones, pero desde otra mirada y cuando vi que se estaba formando la brigada pensé que era para mí y no me equivoque.”

  • ¿Cómo has vivido la experiencia?

 “Es una experiencia cruda, ya que no tienes garantizado ni tu propia seguridad con tal de ayudar a los demás y es hermoso que después de un tiempo ayudando la gente en la calle te agradezca tu labor y te felicite.”

  • ¿Cómo lo han enfrentado?

“Es duro, nos llegan las lacrimógenas, nos moja el guaco y el zorrillo nos ataca igual que al resto, pero al ver a un herido nos prima una necesidad mayor a nuestra propia seguridad, la cual es prestar ayuda inmediata y es reconfortante cuando ya curas/ayudas a las personas y días después te las encuentras y te agradecen por todo lo que hiciste por ella o el aquel día.”

 

 

*Este fotoreportaje tiene por objetivo incentivar el apoyo de la comunidad a la Brigada y propiciar la donación de los insumos necesarios para la difícil labor. 

Contacto para donaciones o apoyo BRIGADA PAUX VALDIVIA

Autores:

Nicolás Aguirre Murray

Agencia Causa

Ruta 35
el autorRuta 35
Ruta 35 es un proyecto de periodismo de campo que combina investigación con datos y entrevistas, y narrativa escrita y en imágenes. Su objetivo es indagar a fondo historias específicas que expliquen por sí mismas realidades de América Latina complejas y controvertidas que merecen la atención de la opinión pública.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: